1987-1988 El Estreno en Primera

El año 1987 representa para la historia de Correcaminos un año especial, y es que por aquel año en el mes de septiembre el cuadro Victorense haría su debut en el máximo circuito, después de haber logrado el ascenso meses atrás, la capital del Estado de Tamaulipas se estrenaba como una nueva catedral del fútbol de Primera División en México.

Con la base del campeonato de segunda división, con la llegada de jugadores nacionales con experiencia en la división y con los tres primeros jugadores extranjeros en la historia del Correcaminos, los chilenos Nelson Sanhueza, Luis “Lucho” González y el paraguayo Jorge Daniel Jara, dirigidos por Diego Malta, serian los encargados de iniciar el debut del cuadro benjamín.

El sueño de Correcaminos en el máximo circuito iniciaba aquella tarde de sábado 5 de septiembre de 1987, en su primer partido en primera división, nada mas y nada menos que ante el Cruz Azul, en el Coloso de Santa Ursula, donde semanas atrás se había llenado de gloria y le daría el campeonato a la afición Victorense, en aquel juego Correcaminos como benjamín lograría empatar a cero goles, obteniendo así su primer punto en la historia en la máxima categoría.

Seria una semana después, el domingo 13 de septiembre a las 12 del medio día cuando Cd. Victoria después de tantos años sentiría lo que es la Primera División y apenas 12 horas antes del silbatazo inicial, las obras de ampliación se habían concluido, dando así el Ing. Américo Villarreal Guerra, entonces Gobernador del Estado, la patada inicial de local, ante casi 30000 aficionados con sobre cupo, recibiendo la visita del Tampico Madero, en un Olímpico Victoria ampliado para 18000 espectadores.

El pasto parecía una mesa de billar, con un Correcaminos pintado en el centro del campo, con los famosos cohetes que se escuchan hasta en estos días, al salir a la cancha, al anotar un gol y al finalizar el encuentro. Seria al minuto 23 cuando caía el primer gol de Correcaminos en la Primera División, el encargado Antonio Manzanares que de pierna derecha y a media altura vencía al entonces arquero Jaibo Hugo Pineda, era el primer gol de Correcaminos en la Primera División, pero 10 minutos después también vendría el primer gol en contra, y no lo haría precisamente un rival, el encargado seria Gustavo “El Halcón” García lateral derecho de Correcaminos quien ante un tiro de Reynaldo Gueldini desvía el balón y lo mete en la portería que defendía el arquero Fernando López Vega, el primer encuentro en casa terminaría empatado a un gol.

La siguiente jornada vendría el primer revés, otra vez en el Estadio Azteca y no fue afortunado como en otras ocasiones, esta vez una dolorosa derrota de tres por cero ante el América, que vendría a poner las cosas en su lugar, era a lo que se iba a enfrentar Correcaminos en su debut en Primera División.

Pero seria el Domingo 27 de septiembre un día especial una fecha que quedara marcada para todos aquellos que vivimos ese momento y que esta marcado en los libros de la Federación Mexicana de Fútbol, se recibía a los Choriceros del Toluca invicto, con jugadores como Ferreti, Ferreira, Graniolati, Munguia, Becerril entre otros, y solo basto un gol para que Correcaminos se embolsara su primer triunfo, sus primeros dos puntos y es que fue Rubén “ La Rana ” González el héroe de la tarde al anotar ese gol, el festejo era especial, la gente aventaba agua en las tribunas una manera de festejar muy propia de aquel 1987-1988.

Correcaminos llego a ser líder de grupo durante la primera vuelta por varias semanas, pero la segunda vuelta no fue lo que se esperaba el equipo empezó a caer y no lograba victorias.

Las semanas pasaban el ambiente en todos los juegos de locales era impresionante, los 18 juegos de local se llenaron y hasta un partido celebrado en el Estadio Tamaulipas en la jornada 33 debido al veto originado una semana antes por el botellazo a Bonifacio Nuñez, ante el Morelia se lleno.

Correcaminos su único pesar en ese 1987-1988 seria el que nunca pudo lograr un triunfo de visitante, pero el Olímpico Victoria era una aduana difícil, aquí cayeron las Chivas, los Tigres, los Tecos, los Pumas, el Monterrey entre otros mas.

Correcaminos lograría en su debut ganar 10 juegos, empatar 9 y perder 19, lo que significo su descenso en aquel viernes trágico en el Plan de San Luís en el que caía un gol por cero, recordando las tristes lágrimas de Fernando López Vega tirado en el suelo desconsolado, ante una gran caravana de Victorenses que habían hecho el viaje.

Y es que esa temporada 1987-1988 fue especial, quien no recuerde a “Lucho” González que hacia vibrar a la tribuna con sus desbordes, a Jorge Daniel Jara como el primer goleador de la historia en el equipo con nueve tantos, aquella gran actuación de Fernando López Vega donde tuvo que aguantar metralla en la visita a el estadio Tamaulipas en la segunda edición del clásico tamaulipeco, aquel gol de inglecita de Raúl Torales ante el Irapuato, la tristeza del descenso en el Plan de San Luís aquel viernes 10 de junio de 1988 por la noche, aquel botellazo a Bonifacio Núñez, aquella derrota ante la U de G donde marco dos goles en apenas un minuto de juego; Correcaminos descendería con algunas situaciones extrañas donde se vieron involucrados los cuadros de Ángeles de Puebla y el Atlante en la ultima jornada.

Diego Malta el técnico campeón dejaría el puesto después de perder ante Tecos en la jornada 36, al quite entraría su propio auxiliar el Profesor Juan Manuel Álvarez quien seria el encargado de enfrentar los dos últimos juegos de la Temporada, ante el Guadalajara que se gano y ante los Cachorros del Atlético Potosino que se perdió y que significo el descenso de Correcaminos.

Y es que tal vez este no fue futbolísticamente un gran equipo, pero quizás es uno de los mas recordados y mas queridos, por ser el primer equipo en el máximo circuito, aquel tan recordado 1987-1988 terminaba con el retorno a la Segunda División, pero con el esfuerzo del Gobernador Américo Villarreal Guerra y de empresarios locales mantendrían la categoría mediante la compra del Coyotes Neza y que daba a Cd. Victoria Primera División por siete años mas. 

Esta historia continuara...

Más Fotos...

El primer triunfo en Primera División ante Toluca. Cruz Azul no pudo en el Azteca. Contra Tampico Madero en la jornada 2.

Contra Monterrey en la jornada 5. Los llenos en el Marte eran impresionantes. Los baños de agua a la afición era toda una tradición al festejar el gol.

Contra Cruz Azul en la jornada 20. Jorge Daniel Jara, primer goleador de Correcaminos en Primera División. Los boletos en aquellos tiempos muy coloridos.